Casos de injertos óseos

El injerto óseo es un procedimiento que sustituye y regenera el hueso perdido. Existen diferentes tipos de materiales de injerto siendo el injerto de hueso humano el más utilizado. Se procesa en bancos de tejidos para evitar la transmisión de cualquier enfermedad o infección al receptor.

Existen diferentes indicaciones del uso del injerto óseo como se describe:

Conservación de la cresta

La preservación de la cresta o del alveolo es una técnica utilizada para evitar la pérdida ósea que se produce tras una extracción.

Preservación de la cresta en el canino superior izquierdo

El diente tuvo que ser extraído debido a una caries no tratable. Se hicieron carillas.